Vitaminas y minerales para el embarazo

Mantenernos nutridos y obtener las vitaminas y minerales necesarios es importante en todas las etapas de la vida pero durante el embarazo es especialmente importante comer de forma saludable para obtener las vitaminas y minerales necesarias para el desarrollo adecuado del feto. Si estás embarazada asegúrate de consumir alimentos ricos en los siguientes minerales y vitaminas.

Folato: Su deficiencia produce anemia, reducción del crecimiento fetal, anomalías congénitas. Fuentes de folato: frutas y verduras, en especial, naranja, piña, papaya y legumbres.

Colina: regula el funcionamiento genético, el desarrollo del tubo neural y del cerebro. Principales fuentes de colina: yema de huevo, carne sin grasa, chuleta de cerdo, cordero, carne de cerdo, pavo, salmón, frijoles, lácteos, cereales integrales, semillas, patata, berenjena, pimiento, naranjas, uvas.

Vitamina A: una deficiencia de Vitamina A durante el embarazo puede producir malformación en los pulmones, el tracto urinario y el corazón, pero hay que limitar el consumo de esta vitamina, ya que un consumo excesivo aumenta el riesgo de anomalías fetales, por lo que la ingesta debe ser de alrededor de 5.000 UI al día. Fuentes de vitamina A: Hígado, yema de huevo, pescado azul, lácteos, plátanos, manzanas, ciruelas, naranjas, frutas silvestres, verduras de hoja verde, pimiento, tomate, calabaza, zanahoria.

Vitamina D: necesaria para el desarrollo de los huesos, de los dientes. Se puede tomar vitamina D, del sol o con leche y cereales enriquecidos con vitamina D, huevo, pescado.

Calcio: para la salud ósea de la madre y la mineralización esquelética del feto. Fuentes de calcio: productos lácteos, sardina, salmón, almendras, sésamo, comino, hierbas aromáticas, espinacas.

Flúor: para el desarrollo de dientes resistentes a las caries. Fuentes de flúor: salmón, bacalao, caballa, germen de centeno, trigo sarraceno, nueces.

Hierro: su deficiencia produce anemia. Fuentes de hierro: almejas, cereales integrales, semillas de cáñamo, legumbres.

Yodo: necesario para la función tiroidea tanto de la madre como del feto y la producción de energía y el desarrollo cerebral del feto. Bacalao, algas, arándanos, fresas, sal rosa del Himalaya.

Sodio: mantiene el equilibrio hídrico del cuerpo.

Leave a coment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.