¿Conoces tu estilo de apego?

Preguntas que pueden ayudarte a identificar tu estilo de apego

¿Te resulta difícil saber bien qué sientes hacia tu pareja?

¿Temes iniciar una relación por si te abandonan o rechazan?

¿Piensas que eres muy independiente y que no necesitas a nadie?

¿Tienes dificultad para confiar en tu pareja?

Si respondiste que sí, quizás tengas un estilo de apego evitativo.

Las personas con apego evitativo les cuesta gestionar las emociones y puede que ni sepan qué les pasa, han aprendido a separarse de su mundo interior para protegerse.

Aunque parezcan muy independientes y que no necesitan a nadie, también sufren, aunque no quieren hablar porque se sienten desbordados ante una situación o conversación emocional.


¿Si tu pareja tarda en responder a tus mensajes piensas que ya no te quiere o que está con otr@?

¿Necesitas validación constante por parte de tu pareja de que te quiere?

¿Te cuesta disfrutar cuando sales tú sol@ con tus amigos, sin tu pareja?

¿Necesitas tener a tu pareja siempre cerca, te genera ansiedad cuando hay distancia?

Personas con apego ansioso, les preocupa ser abandonadas, necesitan que su pareja les asegure constantemente que las quieren y que no se van a ir.

Cuando están separados, sienten ansiedad, necesitan pasar mucho tiempo juntos, tienden a desarrollar una fuerte dependencia emocional, buscan la seguridad en el otro, se sienten inseguros con ellos mismos y tienden a la autocrítica.

Cuando eran niños no recibían un cuidado y atención emocional consistente, los padres/cuidadores a veces estaban disponibles y atendían sus necesidades y otras no.

El niñ@ desarrolla una inseguridad al no saber si las personas que quiere están o no están y cuándo estarán y cuándo no, esta ambivalencia genera mucha angustia.

Los patrones de apego pueden cambiar, haciendo un trabajo personal se pueden construir relaciones más sanas, seguras y duraderas, logrando tener una visión más positiva de ti mism@.

Trabajando en tu autoestima y sanando tus heridas puedes aprender a identificar, expresar y regular tus emociones, ser más independiente y autosuficiente.

El apego sano es el llamado “apego seguro”, personas que se sienten cómodas en la intimidad emocional, sin temor al rechazo y al abandono.

Leave a coment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *